Comment

Guía práctica para enviar las imágenes digitales a tu diseñador e imprimirlas en la mejor calidad

Imagen.jpg

Los diseñadores gráficos o editoriales normalmente suelen pedir a sus clientes el envío de las imágenes digitales para sus publicaciones en alta resolución y a través de correo electrónico. A continuación se expone el porqué de estas razones y su importancia para obtener la máxima calidad impresa de fotografías, ilustraciones y gráficos en libros, revistas, periódicos, manuales, folletos o láminas informativas. 

1. ¿Qué es una imagen digital?

Una imagen digital es un archivo almacenado en una computadora, tableta, teléfono o memoria externa, el cual le ordena a cada pequeño punto luminoso que forman las pantallas, llamados pixeles, el mostrar un color y luminosidad únicos hasta formar en su conjunto una figura identificable para el ojo humano. Ejemplos son las fotografías digitales, documentos escaneados, gráficos, logotipos o ilustraciones. 

  Figura 1.  Los pixeles están compuestos por tres bandas de colores primarios capaces de encenderse y apagarse para mostrar determinados tonos y formas.  Imagen de Dominio Público

Figura 1. Los pixeles están compuestos por tres bandas de colores primarios capaces de encenderse y apagarse para mostrar determinados tonos y formas. Imagen de Dominio Público

2. ¿Qué es la resolución de imagen digital?

Existen varios tipos de imágenes digitales, pero todas aquellas utilizadas en publicaciones impresas deben estar compuestas por una cantidad fija de pixeles individuales con información única al mostrarse al 100% de su tamaño. Entre mayor sea la cantidad de pixeles que contenga una imagen digital, mayor será su capacidad de imprimirse a diferentes escalas y mostrar sus detalles. A esto se le llama resolución de imagen.

La resolución de imagen se mide en megapixeles, unidad que equivale a un millón de pixeles. Esta se obtiene al multiplicar el número de pixeles de base por la altura. Por ejemplo, una fotografía digital compuesta de 3000 x 2000 pixeles tendrá una resolución de imagen de 6 megapixeles. 

  Figura 2.  La misma imagen en tamaños reales de 10, 50, 150 y 300 pixeles. Entre mayor sea la resolución de una imagen digital mayor será su capacidad para mostrar detalles.  Círculo y Punto

Figura 2. La misma imagen en tamaños reales de 10, 50, 150 y 300 pixeles. Entre mayor sea la resolución de una imagen digital mayor será su capacidad para mostrar detalles. Círculo y Punto

3. ¿Qué es la densidad de pixeles?

Aunque las imágenes digitales tengan un tamaño fijo en pixeles, ¡los pixeles en sí no tienen siempre el mismo tamaño! Este fenómeno provoca muchas confusiones y se debe a que cada pantalla tiene una densidad de pixeles distinta. Esta se mide de acuerdo a la cantidad de pixeles contados a lo largo de una pulgada lineal (2.54 cm) y su nomenclatura es PPP (pixeles por pulgada).

Gracias a las diferencias en la densidad de pixeles de las diferentes pantallas, por ejemplo, al abrir una imagen digital en un monitor antiguo cuya densidad sea de 72 PPP, esta nos parecerá mucha más grande que en la pantalla de un teléfono moderno, cuya densidad de pixeles suele superar los 300 PPP. 

4. ¿Cuál es la resolución de imagen idónea para imprimir mis imágenes digitales y qué tiene que ver con la densidad de pixeles?

El mundo de la impresión se basa en puntos de colores y no en pixeles, cuya densidad se define mediante un parámetro llamado DPP (puntos por pulgada en inglés). Debido a que las imprentas trabajan con una densidad de puntos por pulgada muy alta, y con el fin de aprovecharla, a menudo el diseñador debe determinar una equivalencia en pixeles por pulgada (PPP) de las imágenes digitales distinta a la mostrada en la pantalla.

Se considera que al convertir cada 300 pixeles de una imagen digital en su equivalente en puntos por pulgada, la imagen impresa resultante mantiene todos o la mayoría de sus detalles, lo que la hace idónea para publicaciones como libros, revistas, folletos o láminas informativas. Sin embargo, en los periódicos impresos, esta densidad de pixeles se puede bajar a 150 PPP, debido a que la calidad del papel es incapaz de mostrar detalles importantes.

Eso quiere decir que si tenemos una imagen digital de 300 x 300 pixeles, solo podremos imprimirla con suficiente nivel de detalle en una pulgada cuadrada. Pero también quiere decir que si tratamos de hacer lo mismo con una imagen de de 150 x 150 pixeles, tendremos que duplicar su cantidad de pixeles artificialmente, sacrificando la calidad visual.

 Figura 3. La imagen de la izquierda tiene una resolución de 150 x 150 pixeles, mientras que la de la derecha una de 300 x 300 pixeles. Sin embargo ambas se muestran con la misma profundidad de pixeles por pulgada con el fin de enviarlas a la imprenta, provocando en la primera un fenómeno llamado  pixelado  (véase el punto 10) debido a que el soffware duplica la información de los pixeles originales para llenar la de los pixeles faltantes.  Círculo y Punto

Figura 3. La imagen de la izquierda tiene una resolución de 150 x 150 pixeles, mientras que la de la derecha una de 300 x 300 pixeles. Sin embargo ambas se muestran con la misma profundidad de pixeles por pulgada con el fin de enviarlas a la imprenta, provocando en la primera un fenómeno llamado pixelado (véase el punto 10) debido a que el soffware duplica la información de los pixeles originales para llenar la de los pixeles faltantes. Círculo y Punto

5. ¿Por qué si veo nítidamente una imagen digital en un monitor de 72 PPP mi diseñador me pide imprimirlas a 300 PPP?

Las imágenes digitales están formadas por la luz emitida de los pixeles en una pantalla, la cual el ojo humano termina de fundir con la pupila ligeramente cerrada. Pero en el caso de las publicaciones impresas, esta llega al ojo a través de la luz ambiental que rebota sobre su superficie, por lo cual la pupila se dilata para percibir muchísimos más detalles, incluyendo sus defectos. Por eso su nivel de detalle debe ser mayor.

6. ¿Es necesaria la misma resolución de imagen y densidad de pixeles para anuncios de gran formato?

En el caso de publicaciones comerciales de gran tamaño, como letreros o baners, la densidad de pixeles idónea aceptada por la imprenta para imágenes digitales normalmente es de 150 PPP, debido a que estas impresiones suelen encontrarse a gran distancia del ojo, percibiéndose como objetos pequeños. En cambio en un libro o revista el ojo se encuentra a unos 30 cm de distancia de la imagen impresa. 

7. ¿Cómo calculo el tamaño al cual pueden imprimirse mis imágenes digitales en una publicación?

  1. Haz clic en la imagen digital en tu dispositivo (computadora, tableta o teléfono) y busca en el menú desplegable sus propiedades o detalles.
  2. Mira la cantidad de pixeles que tiene en su ancho y alto.
  3. Divide cada cantidad entre 300 para obtener las pulgadas.
  4. Multiplica cada cantidad por 2.54 para convertirla a centímetros.
  5. Si se trata de imágenes digitales para prensa o anuncios de gran formato, multiplica la cantidad obtenida por 2.

Por ejemplo, una fotografía digital de 3000 x 2000 pixeles mostrará todos sus detalles en una publicación impresa como un libro, revista, folleto o lámina informativa, en un tamaño máximo de 10 x 6.5 pulgadas, que equivalen a 25.5 x 16.5 cm. El doble si es para prensa o publicidad.

8. ¿Por qué debo enviar las imágenes digitales originales por correo electrónico y no por medio de WhatsApp u descargadas de Facebook?

La normalidad de los servicios de Internet, como las páginas web, redes sociales o servicios de mensajería, funciona en base a archivos de imágenes digitales livianos capaces de ser cargados y compartidos con facilidad, debido a que se busca una transferencia rápida de datos. Como resultado, la mayoría de estas imágenes no son adecuadas para su impresión.

En su búsqueda de ahorrar datos, por ejemplo, tanto WhatsApp como Facebook bajan la resolución de las fotografías digitales (las comprimen) y en consecuencia el tamaño máximo al cual se pueden imprimir. Lo mejor siempre es enviar los archivos originales por correo electrónico aunque no sean tan livianos, para obtener los mejores resultados.

9. ¿Por qué nunca debo enviar las imágenes digitales en un archivo de Microsoft Word?

Microsoft Word es un programa para redactar documentos de oficina, en los cuales también se pueden incrustar imágenes digitales. No obstante, por esa misma razón se pueden enviar por separado. Si las incluyes en un documento de Word solamente le pondrás más trabajo a tu diseñador y eso aumentará los costos del servicio. Por otra parte, si incrustas muchas imágenes en un documento, el programa necesitará de más memoria para abrirlo y dependiendo de la computadora puede que no lo haga. 

10. ¿Qué sucede si solo tengo imágenes en baja resolución y le digo a mi diseñador que las utilice para los tamaños que le pido?

En este caso el diseñador puede hacerlo, pero al expandir las imágenes estas se mostrarán borrosas y con los colores cuadriculados, apariencia que se denomina como pixelado, debido a que el software intenta llenar la información faltante duplicando los pixeles. Esto no tiene consecuencias para el trabajo del diseñador pero sí para el cliente, cuya publicación no tendrá una apariencia profesional, sino descuidada. A esto se suma el hecho de que en muchos casos el cliente necesita la publicación para mostrarla a sus propios clientes, lo cual agrava el problema. 

  Figura 4.  Aunque la tipografía esté perfecta, si la imagen no tiene la suficiente resolución para conseguir una profundidad de pixeles adecuada de acuerdo a su tamaño final en pulgadas o centímetros, el resultado será insalvable.  Círculo y Punto

Figura 4. Aunque la tipografía esté perfecta, si la imagen no tiene la suficiente resolución para conseguir una profundidad de pixeles adecuada de acuerdo a su tamaño final en pulgadas o centímetros, el resultado será insalvable. Círculo y Punto

11. ¿Sólamente su alta resolución me garantiza que la imagen se verá con una alta calidad en una publicación?

Lamentablemente no, especialmente en el caso de las fotografías digitales. Una alta resolución garantiza la nitidez en determinados tamaños impresos, pero no determina si los colores se mostrarán apagados, si hay sombras excesivas o la imagen en sí está desenfocada. Para esos casos es necesaria una edición fotográfica, lo cual incide sobre los costos. En los periódicos impresos, por ejemplo, el papel absorbe mucha tinta y por eso las imágenes deben ser lo más claras posibles. 

12. ¿Cuáles son los pasos correctos para enviarle las imágenes digitales a mi diseñador y obtener una impresión con la mejor calidad posible?

  1. Mantén un archivo de imágenes digitales originales, como fotografías extraídas directamente del teléfono, cámara digital o escáner, así como trabajos encargados a otros diseñadores con anterioridad, como logotipos o ilustraciones.
  2. Si vas a necesitar archivos de terceros, exígelos con las mismas características.
  3. Pregúntale a tu diseñador qué tipo de imágenes necesita para tu publicación y si las que tienes son capaces de cumplir tus propias expectativas de calidad. 
  4. Envía las imágenes digitales originales con la máxima resolución posible por correo electrónico junto con los documentos de texto por aparte.
  5. Jamás envíes una imagen que sea propiedad de otra persona u organización sin su consentimiento solamente porque la encontraste en Google. Esto puede acarrear consecuencias legales tanto sobre tu diseñador como sobre tu persona. 
  6. Si necesitas una imagen específica y gratuita, existen muchas bases de datos libres de derechos de autor; pregúntale a tu diseñador por ellas. Pero si quieres que él (o ella) haga esta investigación, asume que eso tendrá un costo extra.
  7. Si necesitas una ilustración original y de calidad, ten presente que estos costos son más altos de lo habitual. Piensa si en verdad la necesitas. 
  8. Mantén una comunicación constante con tu diseñador para asegurarte que ambos han entendido el producto final en los mismos términos de calidad. 

Comment

Comment

El informe de lectura: una valiosa herramienta para nuestro auto conocimiento literario

Correccion - IL.png

¿Dónde puedo encontrar lectores imparciales para mis textos?

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el escritor amateur es encontrar un público dispuesto a darle una opinión objetiva sobre sus escritos. La escritura creativa suele ser una práctica solitaria o compartida con muy pocas personas, usualmente amigos cercanos y familiares. No obstante, cuando se aspira a escribir una obra con una calidad aceptable, es necesario someterla al criterio de un lector imparcial.

Más allá de las útiles correcciones gramaticales que nos pueda aportar un especialista en corrección de estilo, finalmente son los lectores quienes juzgarán la relevancia de lo que expresemos en nuestro texto. Hoy en día podemos encontrar muchas opiniones neutrales en espacios como los talleres literarios, foros en línea o redes sociales. Sin embargo el informe de lectura sigue siendo la herramienta más profesional para obtener una opinión justificada sobre nuestro trabajo. 

¿Qué es un informe de lectura?

Un informe de lectura consiste en el reporte de una obra literaria realizado por un lector profesional, el cual analiza tanto las fortalezas como las debilidades del texto en términos narrativos, así como su pertinencia editorial. Los informes de lectura a menudo son encargados por las editoriales a sus colaboradores, con el fin de evaluar la calidad de las obras recibidas y determinar sus posibilidades de éxito en un determinado nicho de mercado.

Por estas mismas razones, los informes de lectura independientes son una excelente herramienta para que el escritor amateur conozca sus puntos fuertes y corrija aquellos aspectos que puedan entorpecer la valoración editorial de su trabajo. 

¿Qué aspectos evalúa un informe de lectura?

Un informe de lectura consta de las siguientes partes:

  • Ficha técnica: Contiene la información técnica del documento recibido, como el título, autor, género, número de páginas y fecha de entrega. 
  • Resumen de la obra: Describe el conjunto de acontecimientos vinculados entre sí tal como se muestran en el relato, enfatizando los giros narrativos más importantes.
  • Análisis de los personajes: Valora la coherencia, propósito y relevancia de los personajes según su protagonismo, evolución y caracterización. 
  • Enumeración de lo temas principales y secundarios: Señala las ideas que sustentan el planteamiento junto con las acciones que lo concretan.
  • Descripción del lenguaje, estilo, estructura y técnica literaria: Constituye el apartado más objetivo del informe. Revela los recursos técnicos y estilísticos de la propuesta tales como: tipo de registro y tono de la obra; claridad, coherencia y propiedad en el uso del lenguaje; empleo de recursos estilísticos; disposición de los elementos narrativos; perspectiva y modalidad del discurso; planteamiento y configuración del conflicto; desarrollo de la intriga; manejo del tiempo, espacios y escenarios.
  • Impresión general de la obra: Aspecto más subjetivo del informe. Consiste en una breve ponderación entre los aspectos narrativos y el interés que despierta la historia en el lector. 
  • Desarrollo y justificación de los aspectos positivos y negativos más destacables:  Argumenta las virtudes y limitaciones del texto para conseguir su objetivo narrativo. 
  • Valoración literaria y comercial de la obra de «0 a 10»: Resultado final del informe con una breve justificación de cada puntaje. 
  • Nicho del mercado al que se ajusta la obra: Determina el público meta más adecuado para la obra, así como su género editorial. 
  • Sugerencias y recomendaciones de corrección, edición y posicionamiento comercial: Recomienda al autor diversos recursos literarios que puedan ayudarle a mejorar su obra, así como una breve guía sobre los procesos editoriales de selección, autopublicación y posicionamiento.  

¿Cómo puede ayudarme un informe de lectura?

Los informes de lectura se recomiendan especialmente a aquellos escritores que hacen un esfuerzo por producir una obra literaria digna de publicarse, y que necesitan someterla a una prueba de calidad antes de enviarla a una editorial. Un informe destacado puede adjuntarse a la solicitud.

Sin embargo una buena valoración no garantiza que nuestra obra tenga más posibilidades de ser publicada. No es infrecuente que una obra con un alto puntaje literario obtenga una baja calificación comercial. Tampoco que las editoriales se inclinen por lo contrario. Pero es ahí donde está la fortaleza del informe: en obtener un conocimiento literario y editorial más amplio de nuestra propia obra. A partir de ese punto podemos tomar nuestras decisiones o riesgos con más evidencia. 

En Círculo y Punto apoyamos el empeño de los escritores por profesionalizarse. Por eso te ofrecemos un informe de lectura orientado en desarrollar tus fortalezas y orientarte por el mundo editorial. Te garantizamos criterios justificados y comprobables, así como total discreción. Escríbenos: nuestro empeño está en ayudarte a pulir tu talento. 

Comment